17 junio 2007

Historias de la noche I: los taxistas
   publicado por freddd

Empiezo hoy con un nuevo grupo de post que trataran las cosas que ocurren las noches de los fines de semana, las anécdotas de noches de juerga y cualquier cosa que se puede observar cuando uno sale de marcha.
En esta ocasión hablo de los taxistas, los de Madrid, y es que resulta imprescindible en una noche de alcohol volver a casa en un medio que te lleve en solo unos minutos, a ciertas horas uno no esta para estar cogiendo autobuses nocturnos.
Y la fauna que podemos encontrar en los más 20 mil taxis que pueblan esta ciudad es de lo más variada. Lo habitual es el taxista callado, soso, que te mira de reojo, mal pensado pero de vez en cuando se encuentra alguna joya, veamos.
-El taxista asesino. Cierta vez hace ya algunos años tuvimos que llamar la atención de un taxista que callejeaba a más de 100 km por hora en una zona de baches de un sólo carril.
-El del club de la comedia. Otra vez tuvimos un taxista chistoso, íbamos 3 en el taxi y ante la afluencia el hombre se puso a decir chorradas, como veía que nos reíamos se lo empezó a creer y comenzó una especie de monologo hablando continuamente y dejando los espacios habituales para las risas. Estuvo todo el trayecto haciendo bromas más o menos elaboradas de las suegras, las comidas familiares, las bodas, todo perfectamente entralazado, los 10 € que costó el taxi fueron bien amortizados, el espectáculo fue tremendo.
-El especialista de la cocaina. En cierta ocasión y volviendo de un partido de futbol con Fry nos subimos en un taxi en el que por alguna razón salió el tema de la farlopa y de como esta de moda entre los famosos. Eso le dio pie a hacer un discurso acerca de los lugares donde se consume, la gente que más la toma, las formas y tipos de drogas. Cuando al cabo de un rato cambiásemos de tema el pidamente lo volvía a enlazar con la cocaína para centrar nuevamente el tema y seguir con su especialidad. A su vez daba cientos de nombres a la droga y comentaba la cantidad de famosos que en su taxi la habían consumido, sin ir más lejos hablaba de que la Esteban llevaba una concha de plata con la que ingería la sustancia.
-El quemado con los inmigrantes: otro día un viejo taxista quemado con los extranjeros que hacían de las suyas en el taxi no hizo otra cosa que renegar de ellos. Comentó que algunos llamaban al taxi para que le cargara toda la compra del Carrefour y llevársela a su casa situada a 100 metros, es decir, bolsa arriba y bolsa abajo para cobrar 1 €. Era todo un show ver como relataba sus vivencias, simplemente decía que el no paraba, cuando estaba cerca y veía la cara continuaba su camino.
-El taxista que nunca llegamos a conocer. De esta historia también puede dar fe el bueno de Fry y es que una vez recién ganada una de las últimas copas de Europa que el Madrid ganó a finales de los 90 rehusamos subir en un taxi porque no nos gustó lo que vimos al asomar la cabeza y ver al taxista, mala pinta.

Bueno, esto es todo por hoy, hasta la próxima

Etiquetas:

Jeejejeje, buenas historias y buenos recuerdos¡¡¡ he sido testigo directo de varias de estas historias. La última tiene también su miga.

Tampoco te debes olvidar de aquel taxista que nos empezó a contar que era el padre de Guti, el jugador del Madrid, y como pusimos interés empezó a contar historias cada vez más rocambolescas sobre sus ligues con famosas.

De Blogger Fry, el día martes, 19 junio, 2007

1 Comentarios:

  • Jeejejeje, buenas historias y buenos recuerdos¡¡¡ he sido testigo directo de varias de estas historias. La última tiene también su miga.

    Tampoco te debes olvidar de aquel taxista que nos empezó a contar que era el padre de Guti, el jugador del Madrid, y como pusimos interés empezó a contar historias cada vez más rocambolescas sobre sus ligues con famosas.

    De Blogger Fry, el día martes, 19 junio, 2007  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home