29 septiembre 2007

Enamoramiento felino
   publicado por Fry

¿has tenido alguna vez un gatito? pues no tienes ni puta idea. Hace tiempo había un anuncio en la tele en el que, a grandes rasgos, venía a ser un gato que hacía lo que se le pasaba por los cojones y, después de todo, la que le cuidaba estaba encantada...

Eso es un gato. Es el peor animal que puedes tener. Te va a joder las cortinas, te va a rasgar el sillón, te va a morder, te va a arañar, no va a jugar con los juguetes que le pongas, no va a aprender ningún tipo de disciplina, no va a quedarse dormido en el rincón tan bonito que le has preprado, no va a respetar tu comida, ni tu cena, ni tu desayuno, no va a dejarte cocinar, no tiene intención de dejarte una sola bolsa entera, no piensa que los lazos de los regalos no deben morderse, no sabe que tu vaso de agua es sólo para ti, no sabe nada ni hace nada....

Pero son tan bonitos, tan suaves y tan majicos.... Yo estoy enamorado de mis gatitos, especialmente de mis dos gatos, pero por extensión, de todos, y siempre que hablo a la gente de ellos me ponen pegas. No tenéis ni puta idea¡ Siempre digo que, igual que todos los felinos, no hay un animal que combine de forma tan equilibrada la elegancia y dulzura con la precisión e inteligencia. Está claro que los perros son buenos cazadores, pero son sucios y toscos. Los pajaritos son preciosos, pero limitados en la mayoría de las cosas. Así podríamos hablar de camellos, vacas, osos, pinguinos y la mayoría de la fauna. No hay una especie animal que haya encontrado un equilibro tan perfecto entre ser una maquina letal y un muñeco de peluche.

Hay dos tipos de personas, los que estamos enamorados de los gatos y los que no tenéis ni puta idea.

Por cierto, el de la primera foto es el mío, el gran Leónidas.

Etiquetas:

Yo he tenido un gato y una perra y sinceramente prefiero mi perra, allá van mis razones:
Mi gato hacía todas esas cosas uqe tu has dicho que hacen los gatos, sin embargo mi perra era dulce y pachona.
Sí, mi gato era cariñoso, venía y se me tumbaba en las piernas y ronroneaba pero solo cundo a él le apetecía y mi perra siempre estaba dispuesta a que le dieras unos mimitos de más.
Mi perra era inteligente y elegante, tenía una larga melena pelirroja y andaba dando pequeños saltitos; mi gato era rubio tenía los ojos azules pero como siempre estaba comiendo se volvió gordo.

Quizá será porque a mi perra la he tenido más tiempo y me ha dado más tiempo a quererla pero sin duda me parece el mejor animal de compañía que puedes tener (además los gatos no son leales :P)

Pero bueno, vendrá otro y dirá que es lo contrario eso es según cada animal y cada dueño, en mi caso es así (y sí tengo idea :P)

De Anonymous Chuchería, el día domingo, 30 septiembre, 2007

1 Comentarios:

  • Yo he tenido un gato y una perra y sinceramente prefiero mi perra, allá van mis razones:
    Mi gato hacía todas esas cosas uqe tu has dicho que hacen los gatos, sin embargo mi perra era dulce y pachona.
    Sí, mi gato era cariñoso, venía y se me tumbaba en las piernas y ronroneaba pero solo cundo a él le apetecía y mi perra siempre estaba dispuesta a que le dieras unos mimitos de más.
    Mi perra era inteligente y elegante, tenía una larga melena pelirroja y andaba dando pequeños saltitos; mi gato era rubio tenía los ojos azules pero como siempre estaba comiendo se volvió gordo.

    Quizá será porque a mi perra la he tenido más tiempo y me ha dado más tiempo a quererla pero sin duda me parece el mejor animal de compañía que puedes tener (además los gatos no son leales :P)

    Pero bueno, vendrá otro y dirá que es lo contrario eso es según cada animal y cada dueño, en mi caso es así (y sí tengo idea :P)

    De Anonymous Chuchería, el día domingo, 30 septiembre, 2007  

Publicar un comentario

<< Home