27 octubre 2005

Cura sana cura sana...
   publicado por Fry

Parece que hace un siglo desde que hablé de la picaresca española en los inicios del blog, y aunque sólo lleva dos meses y queda aún mucho por delante ya vamos llevando unos cuantos post diarios a las espaldas. Aprovecho la ocasión para agradecer a todos los que perdéis unos minutos al día en leer estos post tan largos (espero que no aburridos) y a los que participáis poniendo un comentario o una pequeña sugerencia que seguimos con tanta atención.

Pero sigo que ya me lío. Hablé en su día de la picaresca y hoy aprovecharé mi tiempo para hablar de una antigua vertiente. Cuando la picaresca se profesionaliza se convierte en timos, algunos tan currados y ya tan manidos que han dado lugar a películas y a tanta literatura que realmente hay que ser muy tonto para seguir cayendo en ellos, como el timo de la estámpita, siempre interesante porque se basa en que la victima cree ser el timador (la pela nos gusta a todos.) Hay tantos que sería imposible recopilarlos, aunque seguro que alguna web yanki ya lo ha hecho. Y de entre todos los telefónicos, los tecnológicos, los basados puramente en la labia y cualquiera que se me ocurra hay unos timos que me tocan profundamente los cojones. Me refiero a los curanderos y toda la lista de sucedáneos.

Esta horda de estafadores se puede dividir en tres grandes grupos, los puramente frikis, los videntes y los que dicen que curan algo a través de algo. El primer grupo, el de los frikis, es el más simpático de todos, es casi humorístico y descubres los bajo que puede llegar a hacer una persona para alcanzar notoriedad en su barrio. Dentro de ese grupo tenemos a los que dicen que han visitado el satélite Ganímedes, los que han mantenido relaciones sexuales con extraterrestres, los que dicen que ven a la virgen en una piedra, los que en sus vida pasada fueron un carpintero croata, o que son reencarnaciones de ángeles o del mismísimo Jesús. Dentro de este grupo sólo hay dos posibilidades, los enfermos y los que tienen aires de grandeza.

El segundo grupo, el de los videntes, ya empieza a ser mucho más peligroso porque además de robar a los pobres incautos juegan con las esperanzas de la gente, que llegan a su basar su vida en lo que les puedan vaticinar. Lo mejor de todo es que ya no queda un sitio en el cuerpo ni en todo el planeta en el que no se pueda leer el futuro de la gente. Qué vergüenza¡. Por supuesto los echadores de cartas, lectores de manos, de manchas del café, lectores de prepucios y de postpucios son muy perros, juegan con la ignorancia de la gente para acabar diciendo los mismos datos directos e indirectos que extraen de la propia conversación, los revuelven, los devuelven y no acaban diciendo nada aunque no paren de decir palabras. Como los políticos vaya.

Y el tercer y más peligroso grupo es el de los curanderos, que además de estafar económicamente y jugar con las esperanzas de la gente cometen el terrible delito de poner en peligro la salud de la gente, haciendo muchas veces que dejen sus tratamientos reglados y les deje todos los cuartos a ellos. Eso cuando directamente no te hacen algo que empeora la situación. Aquellos que se publicitan como sanadores del sida o del cáncer deberían ir directamente a la cárcel. Es cierto que los clientes tienen gran culpa de todo esto, sin ellos no habría negocio, pero muchas veces la desesperación hace que te agarres a un hierro ardiendo. Sin embargo, la ignorancia o la desesperación no pueden justificar que se tolere este fenómeno, de la misma forma que en un caso desesperado una persona aceptaría trabajar en condiciones de semi-esclavitud, pero la ley regula que no se puedan dar esas situaciones.

Cuando llegaron a España las televisiones privadas, véase Antena 3 y Tele5, empezaron a surgir como la espuma toda la cuadrilla de estafadores de los que hablo. Se le dio cancha en cientos de programas, que seguí con mucha atención durante años para poder estudiar a esta clase de personajes. Afortunadamente ya no se les da cancha en ningún foro, y ya no se les sienta en el mismo debate a científicos y curanderos como si estuvieramos hablando de de planos similares, pero aún se pueden ver a altas horas de la madrugada en espacios de dudosa calidad. De mis observaciones puedo deducir algunas cosas: la inteligencia de estos personajes siempre es limitada, sin estudios, mayoritariamente andaluces o con acentos tan cerrados que lo parecen, y bastante descarados generalmente, (gamberros) pero con un talento especial para estafar. Hasta los tontos son superdotados cuando de dinero se trata.

Y algo que siempre me ha llamado la atención. ¿Acaso para ser vidente o curandera te obligan a teñirte el pelo de rubio y rebasar con holgura el sobrepeso? misterios de la ciencia.

Qué empiece ya la caza de brujas, que no hay que perder las buenas costumbres.

Esos frikis que comentas son pateticos, pero lo peor es que se creen lo que dicen. Luego hay timadores que no se como la gente se deja engañar porque es tan obvio que es un engaño, supongo que sera la desesperacion de la gente por encontrar solucion a sus problemas, aunque hay timadores que se lo montan bastante bien, como se ha podido observar en algunos de los reportajes de camara oculta que echan alguna vez en television.

De Anonymous Florde, el día domingo, 30 octubre, 2005

1 Comentarios:

  • Esos frikis que comentas son pateticos, pero lo peor es que se creen lo que dicen. Luego hay timadores que no se como la gente se deja engañar porque es tan obvio que es un engaño, supongo que sera la desesperacion de la gente por encontrar solucion a sus problemas, aunque hay timadores que se lo montan bastante bien, como se ha podido observar en algunos de los reportajes de camara oculta que echan alguna vez en television.

    De Anonymous Florde, el día domingo, 30 octubre, 2005  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home