04 febrero 2007

No me importa que los DVDs sean caros
   publicado por Fry

Otra vez vuelvo a la carga con el tema de la piratería, un poco a raiz de la noticia que publicó recientemente Freddd sobre el partido pirata. Quiero comentar una demoledora frase que deja muy claro cómo está el panorama:

Los reproductores de DVD te cuestan lo mismo que una peli

Por supuesto que este no es el único factor que afecta a la piratería, pero es una buena muestra de ello. En esta noticia se vende un reproductor de DVD por 9 libras, que si no estoy mal informado son unos 18 €, más que una película de estreno en DVD. Esto es una locura. Y escribo este post porque sólo estoy parcialmente de acuerdo con las tesis del Partido Pirata. Me explico.

En diferentes ocasiones he hablado totalmente a favor de la piratería. Creo no haber comprado prácticamente nada original en mi vida y, si lo he hecho, espero redimir mis pecados pirateando un poco más si cabe. Sin embargo, yo no defiendo la libertad absoluta en todo. Creo que es necesario que exista la propiedad privada, tanto las propiedades físicas como intelectuales. Todo el mundo que cree, invente, escriba o haga algo tiene derecho a hacer lo que se le pase por los cojones con eso, tanto si quiere regalarlo como si pretende ganarse la vida con ello.

Sin embargo yo reclamo mi derecho a hacer también lo que me de la gana, sobre todo cuando en mi país estoy absolutamente respaldado por la ley. No pienso pagar por tu musica, lo siento. No pienso comprar una película en DVD cuando la tengo por cero pesetas. Que nadie venga con el cuento del precio elevado actual. Tampoco lo pagaría si costase un euro cada peli. Los DVDs vírgenes son más baratos. No estoy dispuesto a pagar nada música, software, juegos, películas y demás historias, incluso aunque con ello roce el margen de la legalidad (que actualmente no es así).

Así que yo estoy de acuerdo en que cobren lo que quieran. No me afecta en absoluto el precio que les pongan a las cosas, puesto que no los voy a pagar. Soy libre de abrir el Emule o el programa que se tercie cuando se agote su vida. También soy libre de pagar por un concierto si me apetece, o de ver el último estreno en la acogedora butaca del cine. Lo que verdaderamente me saca de mis casillas es que me cobren un canon por algo que no voy a utilizar. Utilizo muchos cds vírgenes que no contienen ningún tipo de material de autor y, aunque así fuera, no lo sabe nadie, así que no deben cobrarme como medida preventiva.

Lo dicho. No me importa en absoluto el precio de la música o los DVDs, nunca los pagaré. Eso sí, defiendo tu derecho a que lo cobres, ya te caerás del guindo algún día.

Etiquetas:

Si no estoy yo mal informado 9 libras vienen a ser unos 13 euros y medio

De Anonymous Josu, el día domingo, 11 febrero, 2007

1 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Home