03 octubre 2005

21 años más para quedarnos ciegos
   publicado por Fry

-Anda la hostia¡¡ ¿qué es eso?
-Su puta madre, qué el sol está
negro¡.
-No dejes de mirarlo fijamente por si pasa algo tío, que mientras
aviso en la cueva.

Altamira, 24.000 A.C.


Reconozco que he mirado, poquito, pero he mirado. Ni Matías Prats ni el aluvión de recomendaciones han sido capaces de evitar que echara un ojillo al mordisco que le pegaban al sol. La curiosidad mató al gato, llevándose media retina por el camino. O eso dicen.

Mi primer intento ha sido con el móvil, claramente insuficiente. Quería hacer fotos equipado con todo el arsenal fotográfico, que mi dinero me cuesta, pero cuestiones de trabajo me lo han impedido y sólo he podido castigar mis ojos de camino al curro. Y claro, no se puede mantener la vista fijamente, pero miras medio segundo y el resplandor es tan impactante que luego estás cinco minutos viendo luces por todas partes, con el eclipse impregnado en la retina, así que acaba el fenómeno y tú todavía puedes seguir disfrutando de él viéndolo en la cara de tus compañeros, el café y por todo el escritorio de Windows, siguiendo al puntero incansable. Bienaventurados los que no usaron gafas, porque ellos perpetuarán el eclipse. Qué se jodan los que han usado gafas.

Y nos dicen que tardaremos 21 años en ver otro, esta vez total. Después de vendernos la moto, verlo y quedar un poco decepcionados... nos dicen que el bueno viene después, que tengamos fe. De todas formas me preocupa poco, atrás quedaron aquellos años que era un niño y me decían, en la 1 por supuesto, que esa noche era la noche de la interposición interestelar planetaria, con alineamiento coaxial y circunscripción cósmica, y que habíamos sido elegidos por la historia para contemplarlo, ya que hasta dentro de 27.345 años no lo iba a ver nadie más. Qué afortunados somos, no sé muy bien de qué nos quejamos amigos. Y pasó lo que pasa siempre en estos casos, que no pasó nada.

Y los años pasaron, y semana tras semana teníamos fenómenos extrañísimos que no volverían a pasar jamás y claro, uno va perdiendo la capacidad de sorpresa. Recuerdo una lluvia de estrellas, que éstas merecerían un capítulo aparte, que tuve la suerte de ver en Cáceres. Como siempre la rodearon de un misticismo espectacular hasta que te acaban convenciendo que si no vas a verla es que eres tonto. Así que nos juntamos los amigos y nos fuimos al monte más alto que había, DYC mediante, a hacer astronobotellón. Podíamos ser tontos si no íbamos a verlo, pero tampoco éramos tan tontos como para ir sólo a eso. Esto es como los cantantes en playback, que hacen como que cantan y nosotros hacemos como que nos lo creemos. Los telediarios dicen que caerán estrellas y nosotros hacemos como que las vemos.

Aquella noche alguna vi, lo prometo, tres o cuatro, todo un lujo, pero lo más gracioso es que el bueno de Matías dijo al día siguiente que habían caído 6 o 7 por segundo. Vale, aceptamos barco como animal acuático. En cualquier caso prefiero los fenómenos astronómicos nocturnos. No ves nada tampoco, pero eres tú el que decides si te quedas ciego o no.

Yo lo tengo claro, si algún día se inventa la maquina del tiempo mi primera visita será a la prehistoria para montar una óptica. Y de paso una destilería.

Nota de TioP:

Totalmente de acuerdo con todo, y es que en mi curro, de todo he podido ver; cajas de cartón con agujeros para hacer pasar la luz y ver a través de éste el circulito solar/lunar; móviles intentando grabar la secuencia, ¡ja! me gustaría ver el resultado...; cámaras de vídeo protegidas con la radiografía de un metacarpiano roto; muchas gafas "homologadas" que con la excusa de comprársela a los hijos, las traían ellos; chapas de soldador (sin comentarios); pero el mejor, esconderse tras un árbol y mirar por los huequitos, ¡eso sí que era protección!.

Nota de Freddd:

Mi trabajo no ha sido menos y es que allí ha sido como una revolución, ha bajado todo el mundo a la calle y yo he tenido la suerte de pillar unas gafitas durante unos segundos. Lo más curioso era ver la iluminación que quedaba en las calles durante esos segundos, era algo tétrica ya que no se podía hablar exactamente de un atardecer sino una especie de color apagado y triston pero brillante. Tambien ha habido 2 listas que han mirado fijamente sin protección y han pasado una mañana algo doloridas. La conclusión que saco es que debo ser muy viejo porque dicen que estas cosas ocurren cada 100.000 millones de años y yo ya he visto 4 o 5...

Etiquetas:

Aquí en el curro todos fueron bastante precavidos, no hubo ningún valiente que lo hiciera a pelo, todos usamos protección... ya sabes, ponselo... pontelo.
Además creamos nuestro particular observatorio con buenos resultados.

Os pongo los enlaces sobre el observatorio y el eclipse de nuestro blog, para que veais que bricomanía sirve para algo.

http://neuronaabsurda.blogspot.com/2005/10/el-eclipse-anular.html


Saludos
J.A.J.P. @ http://neuronaabsurda.blogspot.com

De Blogger josantonio71, el día viernes, 07 octubre, 2005

Muy bueno el invento :) Yo reconozco que miré, pero sólo un poquito¡ de momento veo y creo que no me quedaré ciego. Espero....

De Blogger Fry, el día domingo, 09 octubre, 2005

2 Comentarios:

  • Aquí en el curro todos fueron bastante precavidos, no hubo ningún valiente que lo hiciera a pelo, todos usamos protección... ya sabes, ponselo... pontelo.
    Además creamos nuestro particular observatorio con buenos resultados.

    Os pongo los enlaces sobre el observatorio y el eclipse de nuestro blog, para que veais que bricomanía sirve para algo.

    http://neuronaabsurda.blogspot.com/2005/10/el-eclipse-anular.html


    Saludos
    J.A.J.P. @ http://neuronaabsurda.blogspot.com

    De Blogger josantonio71, el día viernes, 07 octubre, 2005  

  • Muy bueno el invento :) Yo reconozco que miré, pero sólo un poquito¡ de momento veo y creo que no me quedaré ciego. Espero....

    De Blogger Fry, el día domingo, 09 octubre, 2005  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home