13 octubre 2005

La Ley de Murphy
   publicado por freddd

Supongo que todos los lectores conocerán a la perfección esta ley tan real como la vida misma. Pero si alguno no la conoce estoy seguro que alguna vez ha sufrido sus devastadores efectos, o quién no recuerda ese refrán de que la tostada siempre cae del lado de la mantequilla, veámoslo.

Básicamente la ley de Murphy dice que si algo puede ir mal irá. Si multiplicamos los efectos la ley nos encontramos con que si dos cosas pueden salir mal, ocurrirán al mismo tiempo. Esta ley ha sido ampliada y desarrollada tanto por el propio Murphy como por otros autores, todos ellos con una particular visión pesimista de la vida. He aquí algunas de sus teorías básicas y desarrollos posteriores:

-Sonria. Mañana puede ser peor (Murphy)

-Si se encuentra bién, no se preocupe, se le pasará (Boling)

-Cuando las cosas van bién algo hará que vayan mal (Chisholm)

-Todo lo que empieza bien acaba mal, todo lo que empieza mal acaba peor (pudre)

-Si algo no puede salir mal, saldrá mal (Siverman)

-Si una serie de sucesos puede salir mal, saldrá de la peor manera posible (extensión de la ley de Murphy)

-Nada es tan malo nunca como para que no pueda empeorar (Gattuso)

-No hay tarea tan simple que no pueda hacerse mal (Perrusel)

Sobre el origen de la ley de Murphy existen varias versiones aunque parece que una de ellas tiene más adeptos. En cualquier caso esta ley surgió en el entorno de Edward A. Murphy, un ingeniero que trabajó durante algunos años en experimentos con cohetes entre 1947 y 1949. En el proyecto desarrollado por Murphy aquellos años la misión era observar la resistencia humana a las fuerzas g durante una desaceleración rápida. Las primeras prueba se hicieron con muñecos pero el propio Murphy cuestionó la precisión que se podía alcanzar al realizar los estudios de esa manera y propuso utilizar medidores electrónicos que atarían al arnés de la cobaya, en este caso un chimpancé. Al finalizar la prueba los sensores habían dado como resultado 0 y se dieron cuenta que era porque habían sido conectados al revés, en ese momento Murphy echó la culpa a su asistente formulando la teoría en cuestión de una forma algo humillante “Si esa persona tiene forma de cometer un error, lo hará”

Posteriormente se fue desarrollando la teoría hasta nuestros días en los que ha adquirido gran importancia. 1955 fue el año en que apareció por primera vez el nombre de Murphy en relación con esta ley.

A esas alturas ya todos los lectores podrán hacerse una idea de la ley en cuestión aunque en esta ocasión creo que este es un post más de ejemplos que de opinión así que ahí van una serie de sucesos que ocurren a diario en todo el mundo:

De exámenes:

-En su examen final más difícil, la compañera de clase más maciza y atractiva se sentará a su lado por primera vez en todo el curso.
-El 80 por 100 del examen final está extraído de la clase a la que faltó y del libro que no ha leído.

De las colas:
-Llegue a la hora que llegue, siempre habrá más gente en la cola.
-El plato que le llamó la atención desde que se puso
usted en la cola se lo llevará el que va delante de usted.

-Si cambia de cola, la que acaba de dejar empezará a avanzar más deprisa que la nueva.
-El cajero más lento siempre está en la caja rápida.

De aeropuertos y aviones

-La distancia a la puerta de embarque es inversamente proporcional al tiempo que se dispone para no perder el vuelo.
-Cuando tiene que hacer un transbordo, si el avión en el que va lleva retraso, el otro no lo lleva.

De coches:

-Si tuvo que dejar el coche a seis manzanas, encontrará dos huecos justo a la entrada del edificio.
-El carril lento en el que ha estado parado tanto tiempo, empezará a moverse cuando usted se haya cambiado al otro.
-El primer bicho que se estrella contra u
n parabrisas, lo hace siempre a la altura de los ojos.

Varios

-La tendencia del humo de un cigarrillo, parrilla, fuego de campamento, etc., a dirigirse a la cara de una persona es directamente proporcional a la sensibilidad de esa persona al humo.

Chicos, tened cuidado si escucháis fuera el rugido de una inminente tormenta, porque llegará y dará al traste con vuestros equipos informáticos y por consiguiente con nuestra exleprosa página.

Con amor, Murphy,

el de cambiarse de carril cuando vas en el auto ya no debería llmarse Ley de Murphy pues siempre siempre pasa...

De Blogger Grajeda, el día viernes, 14 octubre, 2005

A mi siempre me pasaba la de la bombona de butano...
La bombona siempre se acaba cuando TÚ estás en la ducha

JAJP @ La Neurona Absurda

De Blogger josantonio71, el día viernes, 14 octubre, 2005

Pues si, yo el mismo día de leer este post me he encontrado ante un caso de la ley de murphy, y ha sido como no en el supermercado. Elegí la caja que parecía más rápida, y en la de al lado que al principio estaba atascada, no paraba de pasar gente que se había puesto más tarde que yo.

De Anonymous Florde, el día viernes, 14 octubre, 2005

3 Comentarios:

  • el de cambiarse de carril cuando vas en el auto ya no debería llmarse Ley de Murphy pues siempre siempre pasa...

    De Blogger Grajeda, el día viernes, 14 octubre, 2005  

  • A mi siempre me pasaba la de la bombona de butano...
    La bombona siempre se acaba cuando TÚ estás en la ducha

    JAJP @ La Neurona Absurda

    De Blogger josantonio71, el día viernes, 14 octubre, 2005  

  • Pues si, yo el mismo día de leer este post me he encontrado ante un caso de la ley de murphy, y ha sido como no en el supermercado. Elegí la caja que parecía más rápida, y en la de al lado que al principio estaba atascada, no paraba de pasar gente que se había puesto más tarde que yo.

    De Anonymous Florde, el día viernes, 14 octubre, 2005  

Publicar un comentario

<< Home