09 febrero 2006

El sol cree decidir por dónde sale
   publicado por Fry

El post de tiop sobre la libertad me ha despertado viejos fantasmas ocultos. Comparto su opinión sobre la falta de libertad, pero probablemente desde un enfoque distinto. Además de las cosas obvias que restan capacidad de decisión como jefes, familiares, amigos, novios, etc, y de otras menos obvias como comer, dormir, etc, se añaden una retahíla de ataduras creadas por el mero hecho de ser hombre (ser humano, no voy a entrar en si los hombres tenemos más o menos).

Nuestra mente bucea (no encuentro mejor verbo para definirlo) sobre una red de células que forman el sistema nervioso y, a su vez, quedan atrapadas en un cuerpo físico con amplias limitaciones. Todo el mundo compartirá que ser esclavo es una falta de libertad, pero no lo es no poder bucear? no poder volar? ¿no poder andar sobre el fuego o no poder ser más grande, más elástico, tener ruedas o tener en la tripa las cuerdas de una guitarra no son también limitaciones? No defiendo que la mente sea algo más que pura física (dios me libre de creerlo¡), pero es evidente que el pensamiento supera a nuestras posibilidades. ¿No es eso la falta de libertad?

Y aún voy más allá. Recientemente leí un artículo sobre un nuevo descubrimiento neurológico. Prefiero decir una nueva hipótesis o experimento sin confirmar, hasta que se demuestre lo contrario claro. Sólo recuerdo las insólitas conclusiones, me gustaría poder ahondar un poco más en los detalles del experimento. Concluyeron que en la mente se procesaban todas las decisiones antes de que la persona fuera conciente de haberlas tomado. Es decir, el cerebro inconscientemente piensa y ordena las cosas, esa información se vuelve conciente y la ejecutamos, creyendo que eso lo hemos hecho por nosotros mismos. Como reza el título de este artículo, si pudiéramos hablar con el sol probablemente nos trataría de convencer que se mueve como lo hace porque así lo decide por propia voluntad. El sol, al fin y al cabo, es tan iluso como nosotros.

Probablemente (prefiero ser cauto) el cerebro toma decisiones de forma autómata, evaluando todas las variables de todos los sensores que recoge del entorno (ojos, oído, olfato, temperatura, etc) y evaluando también todos los datos que recogió anteriormente (la memoria) y resuelve una decisión. Todo lo demás son conjeturas para quienes humanizan a los humanos. Admito que es muy cómodo por mi parte reducir al ser humano a eso, pero es lo que ahí.

Así que ya sabes, estás leyendo esto porque tu cerebro lo ha querido.

Que interesante manera de verlo.
Quizá mi cerebro está comentando y yo no quiero hacerlo jejeje

De Blogger AnGeL, el día sábado, 11 febrero, 2006

1 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Home