19 marzo 2006

Esto existe
   publicado por TioP

Ayer fue un día en el que fui hasta un pueblito cercano a mi pequeña urbe, en el que se suponía había una famosa tienda de muebles. Famosa en el sentido que bastante gente se iba allí a comprarlos, curioso además si hablamos de un pueblo de 2000-3000 habitantes (según wikipedia 2417), o sea, bastante pequeño. Estos pueblos tienen en común una cosa, los reconoces y sabes que todos están cortados por el mismo patrón, que pasaré a resumir:

- Bares: Dos o tres en todo el pueblo. Cutres. Nunca para salir de noche. Sacados de inicios de la Guerra Civil. Llenos de hombres en avanzada edad, o sea, abuelos.

- Abuelos: Ocupadores de los bares antes citados, consumo mínimo> dedicados a sentarse en las mesas y tomar cafés o tilas que de media dan para toda la mañana o toda la tarde, según toque. Si es de madrugón, se sientan en la cristalera y observan la calle, si es por la tarde, una buena partida de chichón les ameniza las horas. También tenemos a los abuelos de calle, los que pasean en busca de obras (estos también los hay en las grandes ciudades) y los que pasean en busca de forasteros para hacerles el chequeo de arriba abajo y tener tema de conversación con cualquier otra maruja que se encuentren.

- Marujas: Típica mujer (también hombres, pero los he clasificado como abuelos) que ante cualquier ruido, desconocido, forastero, visita, situación fuera de la rutina diaria… pues eso, que ante cualquiera de estos eventos, ponen la “antena parabólica” e intentan obtener todo tipo de dato. Les caracteriza también por la falta de discreción, no la tienen. Pongamos por ejemplo el simple hecho de aparcar cerca de su casa. Oyen el ruido, se asoman a la ventana (les ves que lo hacen), sales del coche, salen también para ver que pasa (esto es verídico, me pasa a diario con una vecina, aparco, y sale a ver quien es, sin disimulo, de hecho se parece a “misis magoo”).

- Calles: Ocupadas por abuelos y marujas. También por algún inocente forastero (véase yo el otro día) al que no se porqué, siempre le tiene que pasar algo. Aquí mi experiencia y la supremacía del autóctono del lugar. Calle en obras. Un solo carril. Prioridad para “el forastero” por lo que indica la señal. Casi a punto de llegar a mi destino. Abuelo en furgoneta (se me olvidó catalogar a este tipo de abuelos) en dirección contraria a la mía. ¿Quién tiene preferencia? Yo. ¿Quién pasará antes? Él. ¡¡¡Tócame los huevos!!! Ahí estuvimos parados ambos, 5 minutos. Nadie reculaba, nadie decía nada. Es como si el tiempo se hubiese parado. Me aventuré a decirle que se metiera en un huequillo que tenía a su derecha. Dijo que no. Normal, el retraso mental a esa edad lo impide. Me dijo que hiciera lo propio. Lo hice, porque si quería llegar a casa a comer debía hacerlo, porque si este hombre había llegado a los 85, era por paciencia, y a mi me faltaba… Tras hacerlo, el hombre se marcha feliz, sin agradecer tan putada acontecida. A todo esto la fila generada era considerable (para ser un pueblo), y el que se tenía que joder era yo, porque era uno contra todos, eso sí, previa venganza de retrasarles el camino, me puse a dar la vuelta ahí mismo, sin que nadie pudiera pasar, bajándome del coche para medir huecos y saber como acometer giros. La gente se impacienta y pita, yo protesto y los mando a la mierda.

- Obras: Antes mencionadas como lugar de recreo de abuelos. También en mi caso motivo de discusión con el coche. Pero adicionalmente, de discfrute, porque viendo la calle por donde tuve que pasar me partía el culo de cómo se podía estar así en pleno siglo XXI. Calles destrozadas con accesos a las casas y garajes como podéis ver en las fotos. Agradecí la presencia de mi móvil para poder inmortalizar estas instantáneas, y es que me recordaban a las que en ocasiones cuelgan en yonkis, ¡¡¡podían hacerlo!!! Tienen mi beneplácito (pero que mencionen a unalimosnaparaunexleproso, jeje). Y es que es de risa, ¿cómo sale un coche de ahí, además con bado. ¿Cómo sube uno a su casa? ¿con escalera? ¿trepando? Llegué a calcular la altura de una de las puertas (la he adjuntado en foto) y era de dos metros largos. Dantesco.

Sin más, os recomiendo indaguéis en esos pueblos que tenéis cerca, porque se peuden encontrar cosas alucinantes.

Tentadora idea, sí.
:)

De Anonymous anansi, el día lunes, 20 marzo, 2006

1 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home